Seguramente hayas oído hablar sobre la dieta disociada a algún familiar, amigo o en algún programa televisivo de salud y bienestar. Algunos la llaman la dieta de hidratos o, de una forma más familiar, la dieta de no mezclar alimentos.

Hay cientos de miles de dietas circulando por la red. Pero si lo que buscas es una dieta con grandes resultados comiendo casi de todo y sin grandes sacrificios, quizás, ¡tenemos la dieta ideal para ti! Y es que, una de las características de este tipo de dietas es que permite comer todo tipo de alimentos hasta saciarte. Eso sí, ¡vas a tener que aprender cómo combinar alimentos para adelgazar!

Te recomendamos que tengas en cuenta que no se recomienda seguir la dieta disociada de los 30 días durante un tiempo más prolongado. Además, es aconsejable que lo acompañes con un poco de ejercicio.

dieta disociada dieta disociada en menu diarioLa dieta disociada o dieta disociativa no solo sirve para perder esos kilos que nos sobran, sino que también se basa en la premisa de que, si la seguimos, estaremos ayudando a mantener la salud de nuestro sistema digestivo ya que no le estaremos forzando a digerir grasas, proteínas y carbohidratos al mismo tiempo.

¿Qué es la dieta disociada de proteínas y carbohidratos?

La dieta disociada bien explicada consiste, en términos generales, en no mezclar carbohidratos con proteínas, proteínas con grasa o diferentes tipos de hidratos de carbono al mismo tiempo. Aunque algunos la llamen la dieta de hidratos y proteínas o la dieta de la pasta para adelgazar, es posible comer otros grupos de alimentos siguiendo menús semanales de dieta disociada que incluyen, por ejemplo, fruta en nuestra dieta. Lo importante es la combinación.

Entonces, ¿en qué consiste la dieta disociada exactamente?

La teoría desarrollada por el Dr. William Howard Hay explica que cuando se ingieren estos distintos nutrientes simultáneamente se retrasa el proceso digestivo siendo la combinación de diferentes alimentos lo que hace que engordemos y se altere la digestión. La efectividad de esta dieta se basa en la separación de alimentos, permitiendo comer casi de todo y adelgazar.

El funcionamiento de la dieta disociada determina que es necesario separar grupos de alimentos para poder alterar el funcionamiento del metabolismo con el fin de quemar más calorías de lo normal ¡y en un tiempo récord!

Disponer de una tabla de alimentos es importante para seguir esta dieta.

¿Cómo hacer la dieta disociada de los 30 días?

Lo primero es cumplir una serie de normas muy básicas para que esta dieta (o cualquiera) nos funcione.

Por ejemplo, la última comida debe hacerse aproximadamente antes de las 7:00 de la tarde para que nuestro organismo tenga tiempo de digerir los alimentos antes de que nos vayamos a la cama. ¡Si te acuestas muy tarde podrás retrasar esta hora!

Además, para favorecer una correcta digestión tendremos que dejar un intervalo de al menos 3 horas entre una comida y otra.

Si quieres evitar comer entre horas, lo mejor es que no te saltes ninguna de las cinco comidas. Así no tendrás sensación de hambre ¡y evitarás echar a perder tu dieta!

Además, se recomienda no tomar café ni alcohol mientras estés haciendo la dieta.

Por último, tendrás que adquirir un cierto grado de conciencia sobre lo que comes y tendrás que saber diferenciar los grupos de alimentos y a qué grupo pertenece cada alimento que ingieres. A lo mejor estás pensando que esta dieta es demasiado complicada, pero la satisfacción que supone estar adelgazando mientras comemos de todo a la vez que aprendemos sobre nutrición y grupos de alimentos hará que valga la pena. Para ello vas a tener que familiarizarte con la tabla de alimentos de la dieta disociada y tendrás que dedicarle un poco de tiempo a la preparación de tus menús para dieta disociada. ¡Pero el esfuerzo tiene siempre recompensa!

¿Qué alimentos no se pueden mezclar en la dieta disociada?

Como hemos explicado anteriormente, separar alimentos es la clave para adelgazar y esto consiste en elegir para cada comida una familia de alimentos concreta. Para eso hay que seguir una tabla con alimentos de cada familia que se pueden ingerir. Básicamente los alimentos se dividen en carbohidratos, grasas, frutas, proteínas y verduras. Asegúrate de que sabes a qué familia pertenece cada alimento que ingieres. Existen foros de dieta disociada que te serán de gran ayuda.

Algunas reglas que pueden serte muy útiles a la hora de decidir cómo combinar alimentos y saber determinar qué alimentos no mezclar:

  • Los carbohidratos no pueden mezclarse con alimentos ricos en proteínas.
  • No se pueden mezclar diferentes tipos de carbohidratos.
  • Las grasas junto con las proteínas tampoco funcionan juntas.
  • Puedes mezclar verduras con otras familias, pero no con la fruta.
  • Los frutos secos siempre solos.
  • Así mismo queda eliminado el azúcar que deberemos sustituir por algún tipo de edulcorante.

Menú de dieta disociada

Basado en unos hábitos de alimentación saludables, los alimentos de la dieta disociada deben repartirse en cinco comidas diarias y no deberás saltarte ni una de ellas. ¡Si no te entrará el gusanillo!

Mientras que durante el desayuno se tomarán los hidratos de carbono, las proteínas pasarán a la hora de la cena. La fruta se tomará a media mañana o en la merienda, al igual que ocurre con los frutos secos. Aunque recuerda que no debes mezclar fruta y frutos secos, ¡siempre por separado!

Ejemplo de menú dieta disociada:

  • DESAYUNO: rebanada de pan con aceite de oliva y té.
  • ALMUERZO: un puñado de frutos secos o una pieza de fruta (¡nunca los dos al mismo tiempo!).
  • COMIDA: salteado de verduras con arroz o pasta.
  • MERIENDA: un yogurt.
  • CENA: pechuga de pollo hervida con verduras a la plancha.

Recuerda cumplir las normas que te hemos comentado y, sobre todo, acompañar tu dieta con algo de ejercicio diario. Si sigues este consejo, notarás los resultados mucho antes.
A medida que empieces a controlar a qué grupo de alimentos pertenece cada producto que comes, te convertirás en una auténtica experta y serás capaz de crear tus propias dietas disociadas para adelgazar.

Aunque en esta dieta no hay límite de cantidad, recuerda que lo importante es mantenerse en forma una vez que hemos llegado al peso ideal. Por eso, solo nos queda recordarte que deberás mantener unos hábitos alimenticios sanos una vez hayas finalizado tu dieta para evitar un efecto rebote.

¿Te atreves a completar el menú semanal de tu dieta disociada?

¡Sigue nuestros consejos y comprueba cómo funciona la dieta disociada!

Otras dietas recomendadas: