La dieta Dukan es en realidad un programa formado por 4 dietas o fases diferentes con objetivos concretos: perder peso o mantenernos en el peso justo una vez alcanzado nuestro peso ideal.

La primera fase, llamada “Ataque” tiene una duración, en la mayoría de los casos, de 3 a 5 días. De todas formas, recordamos que una dieta es algo que debe valorarse caso a caso pues las necesidades nutricionales de cada persona cambian. Además, influyen otros factores, como los kilos que necesites perder, tu estilo de vida y cantidad de ejercicio medio que practicas a diario, tu edad o tu constitución física, entre otros. Un especialista es la persona más indicada para hacerte un plan a medida.

Lo cierto es que la gente que realiza la fase de ataque los 5 días consigue perder muchísimos kilos en un tiempo récord. En cualquier caso y bajo ninguna circunstancia debería alargarse esta primera fase más de 10 días pues podría conllevar resultados realmente nocivos para tu salud.

Esta fase se articula en torno al consumo de unos alimentos concretos. Vamos a eliminar de nuestra dieta ciertos tipos de alimentos y primar otros.

En concreto, tendremos que empezar a cumplir seis reglas de oro que no vamos a abandonar a lo largo de todo el programa.

Alimentos permitidos en la fase

Proteínas puras

  • ternera
  • aves de corral
  • huevos
  • pescados

Fibra 

  • Avena
  • trigo

Lácteos desnatados

  • Leches
  • Yogures
  • quesos

Tambien esta permitido ciertos condimentos y aliños permitidos. Por otra parte, prestamos especial atención al consumo de agua (al menos litro y medio al día, obligatorio). Y finalmente nos obligamos sin excusa a no quedarnos parados, hay que hacer algo de ejercicio físico todos los días. No hace falta hacernos una maratón, un paseo de 20 minutos es suficiente para que nuestro cuerpo se sienta mejor.

La combinación de estas 6 normas es la clave defendida por la dieta Dukan para perder peso de una forma rápida y eficaz.

Vamos a prestar un poco más de atención a cada uno de los puntos que acabamos de comentar.

En cuanto a las proteínas puras, es posible consumir la cantidad que queramos, es decir, lo que necesitemos ingerir para no quedarnos con hambre.

¿Que carne podemos comer?

Dentro de este grupo encontramos carnes magras (de conejo o ternera por ejemplo) preparadas de diferentes maneras (a la plancha, guisada, al vapor, etc.) y también conejo, hígado o riñones. Las aves de corral como pavo o pollo también están permitidas en esta fase, aunque no se puede comer la piel.

¿Que marisco podemos comer?

Otro grupo de alimentos permitidos y sin limitación de cantidad son los mariscos y moluscos: gambas, cangrejos, calamares, sepia, pulpo, langostinos… Podemos comer hasta quedar totalmente saciados.

¿Que pescado podemos comer?

Permitidos también los pescados blancos como la merluza, la pescadilla o la raya y los pescados azules como el salmón, el atún o la sardina.

Las conservas de pescado y marisco si son al natural y no en aceite.

También podemos comer huevos, fiambres que no contengan mucha grasa como la pecha de pavo y proteínas vegetales que se encuentran en alimentos como el tofu o el seitán.

¿Consumir fibra durante la dieta?

Aunque a menudo se considera a la dieta Dukan como la dieta de las proteínas, en realidad no se consumen solo proteínas. También tiene un componente importante de hidratos de absorción lenta como las fibras y los productos lácteos (yogures, quesos).

En cuanto a las fibras, añadiremos el consumo de fibra soluble, es decir, fibra para disolver en agua. Este tipo de fibra tiene propiedades para reducir el colesterol, evitar el estreñimiento y es adecuada para adelgazar pues incrementa la sensación de saciedad. Para ello, deberemos consumir al menos unos de los siguientes ingredientes: salvado de avena, salvado de trigo o semillas de Lina y semillas de chía.

¿Que lacteos podemos consumir?

Pasando a los lácteos, podremos tomar yogures que no tengan azúcares añadidos ni fructosa, jarabes, harinas, nata, etc. También deberás fijarte a la hora de elegir el yogurt correcto en la materia grasa, que siempre que sea posible, tendrá que ser del 0 %. Para los quesos, utiliza quesos de untar o quesitos en porciones light. En cuanto a la leche, desnatada, y no se recomienda más de un vaso al día.

Podemos usar aliños y condimentar para dar un poco de variedad a nuestros menús como mostaza o kétchup sin azúcares, sustitos de azúcar como stevia, vinagre de vino blanco o de manzana y especias frescas. También cebolla, tomate natural, ajo, limón, pepinillos o pimientos, aunque en cantidades moderadas.

Un ingrediente que está prohibido en esta fase es el aceite, aunque sí podrás utilizar dos o tres gotas como fondo de sartén.

La regla del agua es importantísima ya que el efecto diurético de esta primera fase es muy fuerte y si no bebes lo suficiente podrás deshidratarte, lo que no será muy positivo para tu dieta. Puedes beber té o infusiones en las cantidades que quieras. También podrás tomar refrescos light con muy pocas calorías.

Realizar ejercicio como complemento

Recuerda también que es imprescindible incluir algo de ejercicio en nuestro día, al menos 20 minutos andando o practicando algún deporte. Además de contribuir a adelgazas y a que la dieta funciones, el ejercicio es muy sano, te sentirás mejor e incluso dormirás mejor.

Algunas personas han manifestado ciertos síntomas durante esta primera fase como mareos o fatiga. Al ser una dieta muy baja en hidratos, lo cierto es que, en determinadas personas, pueden darse estos síntomas. Para evitarlos, te recomendamos que tomes dos tazas de caldo de pollo, verduras o pescado todos los días.

Complementos durante la fase

Hay otras personas que deciden tomar vitaminas. De hecho, la mayoría de las personas no siguen una dieta perfecta habitualmente y tienen alguna carencia de vitaminas que probablemente desconocen así que, si quieres empezar a tomar algún complemento vitamínico, no es ningún problema y no va a hacerte ningún mal. Es recomendable tomar Magnesio, ya que hay muchísima gente con falta de magnesio, lo que cuál debería solucionarse para sentirnos totalmente bien.

La fase de ataque es la primera y es muy importante. En ella eliminaremos el consumo de grasas y carbohidratos durante un periodo que variará según nuestro peso y los kilos que necesitemos perder. Esperamos haberte solucionado muchas de tus dudas sobre cómo afrontar esta primera fase de tu dieta Dukan.

Una vez realizado la primera fase puedes continuar con : La fase crucero de la dieta dukan